Lo mejor del año del fin del mundo por The impaled Nazarene

Como estamos a sólo un par de días para ese tan mencionado 21 de Diciembre en el que supuestamente todo se vendrá a pique, he decidido que mi lista para el fin del mundo sea

música compuesta en este fatídico año. Y es que qué mejor que esperar ese tan anunciado final con música nuevecita y del calibre de lo que en este 2012 se compuso, además de que estoy seguro de que en el

2013 nueva música vendrá y una lista post fin del mundo tendré que hacer. Así que luego de expresar mi poca fe por las predicciones de la civilizacíon Maya, procedo a ofrecerles este banquete.

Andy Stott – Luxury problems

Luxury problems es para mí, el disco del año. Es increible cómo este artista, con cada esfuerzo nuevo, depura esa ralentización extrema del techno, ayudado por reverbs eternas y vocales sugerentes. Es hermoso

el desarrolllo de este disco, es una obra muy bien pensada. Es un disco perfecto de principio a fin

Anhedonist – Netherwards

Bendito sea el momento en que los sonidos más extremos del metal se

ralentizaron y llegaron a limites insospechados. Benditos sean los panales de abejas en lugar de guitarras, las litografías en vez de baterías, los eructos infinitos en lugar de vocales y las subestaciones de energía

en vez de bajos.

Helios – Moiety

Cuando el día no comienza con ese brillo del sol que nos hace entrar en actividad.

Cuando las nubes lo cubren todo y todo se presta para quedarse en cama pensando y divagando. Cuando lo único que importa es ir a la nevera a buscar algo para comer, es cuando Helios suena. Es esa música

que te hace poner reflexivo y te llena de paz.

Godspeed you black emperor! – ‘Allelujah! Don’t Bend! Ascend!

El post rock pocas veces es tan sublime como cuando estos canadienses deciden

grabar un nuevo disco y convierten sus guitarras en instrumentos de cuerda frotada, creando drones infinitos en un tipo de doom experimental e instrumental. 4 cortes de muy extensa duración que completan un

disco abrasivo pero que a la vez es tierno y profundo.

James Murray – Floods

Esperar el fin del mundo con música apacible sin que nada nos perturbe. Sólo esperar y

esperar.

Deepchord – Sommer

Me he dado cuenta de que de nada sirve una lista con lo mejor del año, si no

está presente un disco de Deepchord. Rod Modell mantiene viva esa llama Basic channel que hasta el mismo Moritz von Oswald casi deja apagar. Rod Modell es sobriedad y delicadeza en todo el sentido de la

palabra.

Daniel Lopatin & Tim Hecker – International tourist

Dos grandes del ambient unen sus fuerzas para crear International tourist, un

disco que suena exactamente a lo que nos imaginamos, ni más ni menos. Ambient, ruidismo y sampleo procedente de cada mente sin ánimos de buscar un sonido en conjunto. Un disco en el que se nota

claramente qué parte esta escrita por cada quien y la sensibilidad musical de cada uno. Un disco en conjunto en el que se mezclan las más grandes bondades de estos dos genios.

Orcas

Desde que zeit de Tangerine Dream vió la luz por allá en el 72, el mundo del ambient ha

evolucionado de formas insospechadas. Orcas es una clara muestra del camino que muchos artistas están tomando en este género. Un hermosa mezcla ambient orientada hacia la canción y lo contemplativo.

Recondite – On acid

El primer esfuerzo de Recondite es un híbrido nuevo y muy interesante. Se trata de una especie

de dub techno entintado con TB303, una música que muestra que este aparatico puede generar timbres únicos alejados del encasillamento al que se había visto sometido en estos 30 años de vida. Un TB303

sombrío y melancólico alejado de chillidos y movimientos rápidos, más cerca de generar vacío que de llenar pistas de baile. Un sonido único que solo su compañero de batallas Tin man podría replicar.

Deepchord presents echospace – Silent world

Al hacer estas listas siempre trato de limitarme a un disco por artista,

pero sería un crimen no incluir este esfuerzo de Rod Modell con Stephen Hitchell. Sólo el silencio puede sonar mejor que esta obra creada como banda sonora.

Eagle Twin – The Feather Tipped the Serpent’s Scale

Provenientes de EEUU, este duo nos da una lección de Doom que hacía muchos años

no nos daban. Un par de buenas nalgadas a punta de beats lentos y guitarras más densas que el iridio

Claro intelecto – Reformed

Bailar con prudencia, es lo que te diferencia en la pista de baile. Bailar con Claro intelecto es lo

que te hace único. Ese sabio consejo de dejo

Be’lakor – Of breath and bone

Que se nos ponga la piel de gallina con esta música inclemente. Que nos de pánico y ganas de

salir corriendo con estos acordes del infierno. Que la destrucción nos coja confesados y llegue de cuenta de Be’lakor y no de ninguna civilización milenaria. Hay que temer a lo que vemos, no a lo incierto y lo que

no conocemos.

Lista para el fin de la tarde por Miguel Mesa

No se trata de las mejores canciones recientes de estos autores. Se trata de la dificultad de mantenerse: persistir y dominar. Es hermoso y emocionante ver a Johny Marr intentando no morir; a Richard Hawley ensuciando más de la cuenta (ahora la prensa británica si está conforme y ante la desaparición de la sensibilería de corte –The love boat–  vuelven a relacionarlo con Pulp), a Bill Callahan matizando su incapacidad para producir hits, a Jay Jay Johanson sacando un disco más triste que el anterior, a Dominique A gritando un coro a los 45, a Badly Drawn Boy haciendo la misma canción durante una década.

Johnny Marr – The Messenger

http://www.youtube.com/watch?v=d2W8aVDxeBY 

Richard Hawley – Leave Your Body Behind You

http://www.youtube.com/watch?v=_Oh_r-n94uY 

Bill Callahan – Riding for the Feeling

http://www.youtube.com/watch?v=4-w8oeBmC_c 

Jay-Jay Johanson – Suicide is Painless

http://www.youtube.com/watch?v=3HeIANJnCCI 

Dominique A – Ostinato

http://www.youtube.com/watch?v=nmIEzEdOXQU 

Badly Drawn Boy – The Order of Things

http://www.youtube.com/watch?v=KoU5mX4yvv4 

En Víspera del Fin del Mundo

En víspera del Fin del Mundo

Una lista de 5 – 2012

Por: Wolf

Como la nostalgia embarga al corazón del desocupado y la pereza es la mejor amiga de la imaginación, creo oportuno en este tiempo de líderes costeños y efervescentes pasiones conservacionistas y ecológicas, proponer una listilla de cosas que me han gustado bastante este 2012 y que no tienen nada que ver con elusivas ideas de comunidad o sostenibilidad (al carajo con la pesca artesanal o la minería responsable).

A.

SWANS – THE SEER

Editado por: Young God Records

2012

Entre tanto, la negligencia es ley y si por alguna razón la suerte conduce a algún tipo de emancipación, esto deberá ser motivo para respirar con tranquilidad. No obstante, después de 30 años, el señor Gira decide publicar EL VIDENTE (The SEER). Título mas que oportuno y apropiado para estos tiempos de barullo apocalíptico.

Y que mejor que este conjunto de ideas enmarcadas en uno de sus proyectos más emblemáticos: SWANS, al que nunca sobra agregar signos de admiración cada vez que hablamos de el…

Para los incautos esto es una invitación a que se den la oportunidad de escuchar a que suena hacer historia en el fin de los tiempos y pues a los iniciados, solo decirles que aunque no les conozca, siempre podremos ser amigos gozando juntos cualquiera de las perlas de este LP maravilloso.

B. 

eMMplekz – IZOD Days

Editado por: Mordant Music

2012

Igual que como el sabroso jugo de papaya en leche augura diarrea, este increíble trabajo colaborativo entre Nick Edwards (a.k.a. Ekoplekz) y Ian Hicks (a.k.a. Baron Mordant) nos propone un mix de genialidad que celebra por lo alto el goce de la evacuación.

Y si alguno de los lectores de este caprichoso recuento sabe que en el dolor esta el placer, no se deberá dudar en aturdir los oídos con esta joyita de 2012.

C.

LITTLE ANNIE AND BABY DEE – STATE OF GRACE   Editado por: Tin Angel Records

2012

Como dejar de incluir el trabajo de esta verdadera dama de la oscuridad, admirada por tantos, envidiada por tantos otros y desconocida por casi todos.

La primera vez que tuve la oportunidad de oír su voz, fue en un trabajo colaborativo con Current 93 y pues luego de husmear un poco, encontré que con más de 30 años de carrera había colaborado o influido con su grotesco estilo, a casi todos los amores auditivos que han pasado por mi vida. Ahora, más de una década después de haber tenido ese primer encuentro, aparece esta maravilla de trabajo donde al lado de otro freak: Baby Dee, nos comparten su ESTADO DE GRACIA.

No sobra decir: desdichado aquel que sigue riendo por fuera y llorando por dentro, como payaso de semáforo, sin saber que Little Annie se esta riendo por fuera y por dentro de todos nosotros a sus 70 y tantos años…

El mejor del 2012!!!

 

D. 

THE SOFT MOON – ZEROS    Editado por: Capture Tracks

2012

Desde los inicios Luis Vasquez estuvo muy cerca a la pesada y densa atmósfera del sancocho psicodélico, hoy tan apetecido por los nuevos-neófitos – hipo-intelectuales y moscardones, con el proyecto LUMERIANS. Luego de esto y como resultado de una de esas búsquedas personales de las que es tan jarto leer, le da por hacer música solo y termina consolidando la maravillosa propuesta: The SOFT MOON. Proyecto que a la fecha se consolida como uno de mis actos favoritos en el abanico de comida rápida auditiva.

Este año nos presenta ZEROS y pues no me queda más que decir… UNA CHIMBA!!!

E.

BEAK> – >>

Editado por: INVADA

2012

Sin duda la mejor manera de ver porno en internet es escuchar simultáneamente este espléndido trabajo, de una banda que se caracteriza por su irregularidad.

BEAK> con su >> no deja más que un muy buen sabor y calambres en los dedos de los pies, como una prostituta recién bañada.

Muy recomendado!!!

 

Lo mejor del 2011 según The impaled nazarene

Este 2011 fue otro buen año para la música en general. Hasta el rock dejó un par de buenas referencias que vale la pena escuchar y que merecen estar en esta lista. Por lo demás lo obvio, la electrónica siempre sorprendiendo y nunca agotándose. Este es mi listado para este año

Tim Hecker – Ravedeath, 1972
(Kranky)

Uno creería que con cada disco que viene Hecker no puede superar los anteriores, pero lleva años estando entre mis listas de favoritos. Cada disco que publica es especial y hermoso, cada disco es único e irrepetible. En este caso se encerró una tarde a grabar un organo en una iglesia en Islandia y basó todo su disco en estos registros. Un disco monumental, Tim Hecker es uno de esos genios vivos admirado por muchos y que hay que ver en vivo antes de irse de este mundo.

Mogwai – Hardcore Will Never Die, But You Will
(Subpop)

Aunque este disco no es el favorito de muchos, tiene algo dentro que me cautivó. Se les criticó por no haber sido lo suficientemente arriesgados pero es que son Mogwai, ya son arriesgados de por sí, que más esperamos de ellos. Tienen un sonido único que es necesario explorar y explorar. No se ustedes pero yo aún no me aburro de eso.

Oneohtrix point never – Replica
(Software records)

Un disco muy esperado para mí y que honestamente, creía no vería en el 2011. Después de las descargas sónicas ruidistas de Returnal, uno no sabe que esperar de Replica. Después de esa cantidad de error digital que desbordaba Returnal, sólo presente en un CD rayado con cortauñas, este disco es un poco más melódico y con una factura en la composíción mucho mejor que sus anteriores esfuerzos.

Roll the dice – In dust
 (Leaf)
Introspección, ambient, calma y paciencia pueden ser 4 palabras que definan este disco. Loops cortísimos que carentes de cualquier tipo de beat, forman capas y capas de sonido, de escapes sonoros, que te sumergen en una tensión difícil de escapar. Es maravilloso ver como cada tema esta compuesto elegantemente y se desarrolla con una paciencia casi infinita.

The pains of being pure at heart – Belong
(Play it again sam)

Hablar de rock alternativo es remontarse a comienzos de los 90’s y escudriñar en un sonido escabroso para muchos y maravilloso para otros. No seré quien tome partido en esa disputa y simplemente diré que The pains of being pure at heart tomó esa parte más que agradable del género y lo mezcló con ese sabor indie pop que a muchos tanto cautiva.

Andy Stott – Passed Me By
(Modern love)

Me repito y me repito con cada disco que es publicado en Modern love. Dub increiblemente oscuro, remoto, pausado. Andy Stott no solo entrega en dos discos, lo mejor de su carrera hasta ahora, sino también con una más que obvia ralentización de tempo, muestra su lado más repetitivo y visceral. Logra con una saturación casi excesiva de bajos llevarnos a lugares fríos, oscuros y a la vez placenteros.

Blut Aus Nord – 777 – Sect(s)
(Debemur Morti Productions)

El black metal pocas veces ha sido tan agresivo y tan coherente en lo que lleva de existencia. Es que más allá de quedarse en el simple género como hace el 99% de los grupos que idolatran a Satán, Blut aus nord, maneja algo en su música que te hace pensar en ese Beggars banquet de hace un par de décadas. No solo se encuadra en el hecho de crear un background para letras oscuras, es ese ir más allá del simple género y crear música por la música. Es crear música más allá del simple mensaje.

Brandt Brauer Frick Ensemble – Mr Machine
(K7)

Luego de sorprendernos con su “You make me real”, este trío, luego de formar su ensamble con instrumentos convencionales, ha editado un disco nuevo con reversiones de temas viejos y algunos nuevos con vocales. Quién es capaz de decir que el minimal-techno es malo luego de conocer a esta gente, es que hay que ser de palo y muy cerrado en la vida. No se, pero cada que escucho a estos señores no puedo dejar de pensar en el metrónomo tan bravo que llevan dentro.

Bill Callahan – Apocalypse
(Drag city)

Hace tres discos ya que Bill Callahan dejó de ser Smog, pero sigue siendo el mismo. Ese viejo compositor que hace canciones brillantes. Un poco más calmo que antes tal vez, pero sigue haciendo esas pequeñas joyas que muy pocos conocen pero que deberían ser imprescindibles en los anaqueles de todo aquel que se diga escuchar música.

Deepchord – Hash Bar Loops
(Soma)

El dub techno es el género por excelencia en mi vida. El uso de grano y de delays para crear patrones rítmicos agradables que pueden bailarse es único en este género. Rod Modell es tal vez en la actualidad el exponente número uno y es imposible pensar en Dub techno sin enumerarlo. Muchos dirán que es música del ártico pero que importa, en esos lugares remotos también es necesario bailar.

Otros no menos importantes

The sea and cake –  The moonlight butterfly (Thrill Jockey)
Atlas sound – Parallax (4AD)
Maps & diagrams – Lights will call on you (Nomadic kids republic)
Wilco – The whole love (dBpm)
Real estate – Days (domino)
Hauschka – Salon des amateurs (fat cat)

PANORAMA: DORMITORIOS A MEDIA LUZ Y PAISAJES DE CARRETERA

 

 

 

Por: Carlos Mario Mojica

No hay magia sin truco, y lo más que se puede pedir es que no se note. Si la ciega búsqueda de la originalidad produce más bodrios que genios, los discos de Panorama reafirman mi opinión de que una buena canción es aquella que no nos suena a nada nuevo cuando la escuchamos por primera vez pero sí en la segunda, tercera, cuarta y hasta quinta.

Te queda una sensación tan agradable después de escuchar “Tapete Rojo (Series Media, 2011)” (cinco maravillosas canciones, antesala de lo que será el nuevo largo de la banda) que el cuerpo te pide más.

 

Este nuevo EP, habla de una forma tan afligida y sincera que sus melodías, se nos pegan como resina congelada. Comprendo que Panorama no aspiran a la épica a cualquier precio, pero ahí están los abruptos cambios de ritmo, la voz a veces dolida y a veces on drugs de G, las guitarras bonitas, los estribillos rotundos y apasionados, y unas letras, inquietantes, sencillas que merecen capitulo aparte.

Nunca con tan pocas palabras y un vocabulario tan limitado y escasamente pirotécnico se había conseguido emocionar así: “A veces no lo puedo alcanzar… y la gente corre y yo sigo igual… mirando el sol brillar”. Por fortuna, de entre ser indies o ser rockeros ellos han elegido ser Panorama. Y nos hablan de cosas adolescentes, de momentos álgidos, de incomprensibles bajones y de una que otra utopía.

Un adelanto que parece más bien el diario de alguien al que se le acaba la juventud y la paciencia o una pieza que nos demuestra como el tiempo se nos pasa y nos pisa.

 

¿Seré un sentimental (o un iluso) por sentir tantos espacios de luminosidad deslumbrante en estas melodías lánguidas y sutiles que desarman? Tal vez! Pero lo que sí queda claro es que Panorama es uno de los talentos más en alza y con mayor proyección de futuro en la música nacional. Ventidos minutos sensacionales con los que hallar gozo en desvelo.

 

Una muestra tan sumisa al irremisible olvido como imperecedera en la memoria de algunos.

 

Lo mejor del 2010 según The impaled nazarene

Este 2010 fue muy prolífico y salieron a la luz muchos grandes álbumes, pero a diferencia de otros años, traté de ser más medido y me limité a sólo 10 títulos. Éste es mi listado para el año 2010 que está a punto de terminar. Felices fiestas a todos nuestros lectores les desea el Nazareno empalado.
Salud

Swans – My father will guide me up a rope to the sky
(Young God Records)

Que delicia para mis oídos el regreso de Michael Gira y Jarboe. Todos creerían que por ser una reunión iba a pasar lo que ha pasado con innumerables grupos. Producen discos mediocres buscando solventar algunas deudas y nosotros los fans decepcionados, comprando su basura y preferirendo que se hubieran quedado tranquilos en sus hogares de reposo. Pero éste no es el caso de estos dos genios de la música experimental, ” My father will guide me up a rope to the sky” es un reencuentro más que afortunado.

Oneohtrix Point Never – Returnal
(Editions Mego)

Que sería de aquellos amantes del ruido, el glitch y el clicks & cuts si Mego no existiera. Pues nada, seguramente habría otros sellos que sabrían como cubrir ese hueco y escucharíamos cosas igual de sorprendentes a las que se publican aquí. Así que no nos pongamos a pensar pendejadas y escuchemos esta maravilla de album, lleno de texturas, delicadezas y pensamientos sombríos.

Caribou – Swim
(Merge)

Cuál será el secreto de Dan Snaith a.k.a Caribou, que cada disco que publica es sorprendente e innovador. No lo se, pero éste es de esos artistas que quieres seguir escuchando y escuchando por muchos años más. Un disco extrañamente bailable que suena estupendo y que en vivo suena mucho mejor.

Kollektiv Turmstrasse – Rebellion Der Träumer
(Connaisseur Recordings)

Kollectiv turmstrasse son unos viejos conocidos del dub techno y el minimal techno que, para este disco, decidieron bajarle el tempo a sus aparatos y hacer un asombroso disco downtempo y ambient. Buena por esa, se demuestra lo bueno que es alguien cuando muestra genialidad en terrenos poco explorados anteriormente.

Pantha du prince – Black noise
(Rough trade)

En este disco, Pantha du prince no nos ofrece algo abismalmente nuevo, es el sonido al que ya nos tiene más que acostumbrados. Pero es que Pantha du prince es tan único y fascinante, que es suficiente con solo mirar este album como una continuación del “This bliss”.

 

VV AA – SERIES Vol. 2
(SERIES)

Éste no es un compilado más. Los artistas de SERIES estuvieron muy concentrados en sus estudios trabajando para entregarnos una muestra de lo que entregarán en este 2011 que esperamos sea así de bueno.

 

>>>Disco de libre descarga // escuchar aquí

Shed – The traveller
(Ostgut)

No es un misterio para nadie la calidad de techno que Shed puede llegar a hacer, lo que si es un misterio es cómo puede ser tan consistente album tras album. Un secreto que seguramente se llevará a la tumba.

 

Alcolirykoz – La revancha de los tímidos
(No label)

El primer album de estos tres chicos de Aranjuez (Kaztro, Gambeta – Mc’s y Fa-zeta – Dj), no es más que una clara muestra del nivel tan abrumador del rap en esta ciudad colombiana y el claro dominio que en está ciudad se tiene de este género.

 

Deerhunter – Halcyon Digest
(4AD)

Otro maravilloso disco de este quinteto de Rock psicodélico proveniente de Atlanta. Halcyon digest sólo tiene un problema con respecto a lo que nos malacostumbró su antecesor “Microcastle/New era continued”, sólo tiene 11 tracks.

 

Pawel – Pawel
(Dial)

Aunque mantiene una sutil remembranza a ciertos discos Dial, más del estilo Pigon que de Pantha du prince, este disco de Pawel lleva al minimal techno a un punto emotivo y tranquilo. Melodioso, tranquilo y minimalista. Un disco muy pistero con esa etiqueta Dial que denota pura perfección.

Sobre Gustavo Cerati

Por Miguel Mesa

No soy músico. No tengo nada para decir de la música de Cerati: no se cómo la hizo, si implica novedad alguna, si sus compañeros aportaron lo mismo que él. No asistí al momento de la creación ni conozco sus inclinaciones artísticas. Muy poco. Mentiría si dijera que puedo explicar algo de ese trabajo.

Lo que si he sido desde el año 1985 es un usuario constante de su música. Voy con la certeza de que vivir 25 años en un edificio habilitaría a cualquier sujeto para hablar de él. Pero reitero, no voy a hablar de Cerati sino de cómo he recibido esos sonidos.

El temblor. Tenía diez años y jugaba fútbol con primos y hermanos en la casa de campo de mis abuelos paternos. A nuestro lado una tía lavaba un Mazda nx blanco con manguera y ponía el radio a tope. La oímos por primera vez, juro que se detuvo el partido. Para un ambiente sonoro gobernado por Charles aznavour, Felipe Pirela, María Marta Serra Lima, Serrat, Raphael, etc., esta canción –canción con el perdón de todos- traía un ritmo jovial, pegajoso, medio tribal. Nos permitió entrar a la música, entrar y salir muchas veces de ella.

Esa canción que quizá hoy no vale nada nos empujó a volvernos adictos de la música que podíamos conseguir intercambiando casetes con los amigos incluido el rock en español. Y ahorrando alcanzamos a comprar algunos discos de vinilo.

Más allá de las noches que pasábamos oyendo hits en el radio antes del temblor, más allá de Thriler para el que armamos coreografía en 1983, Entre 1986 y 1989 nos volvimos coleccionistas menores de discos de vinilo que comprábamos en Disco Centro y El Éxito. A mi me empujó la música de Cerati, la música de sus dos primeros discos, Soda stereo y Nada personal, que aquí llegaron unidos, a buscar música de calidad, a grabarla, perseguirla en conciertos. No se si tenía tanta calidad, pero estábamos aprendiendo. Y es queCerati venía a Medellín a tocar. Con este trío aprendimos a hacer grupo de amigos más allá del deporte y a sentirnos atraídos por seres menos saludables, aprendimos a cantar, bailar y gritar. Una noche me cayó una baqueta de Charly Alberti en la cabeza, objeto que guardé décadas aunque nunca toqué una batería en mi vida.

Por medio de Cerati supe por primera vez en la adolescencia qué cosa era la valentía: un amigo nuestro se puso una chaqueta de cuero, se subió al escenario del auditorio del colegio repleto de energúmenos insensibles y en un abrir y cerrar de ojos cantó a capela -Trátame suavemente-. Desde ese momento esa canción es mítica para mi, y básicamente no puedo oírla porque despierta recuerdos que ya no puedo compartir.

Hubo una época en que un regalo muy apreciado por un adolescente era una caja de casetes vírgenes. Grabábamos de acetato, casete y radio a casete. Hacíamos variados de todo lo que se nos cruzaba. Regalábamos música en estas cajitas que todavía nos mostraban algo del funcionamiento. Y esos casetes también los usábamos para otras cosas. Era muy divertido ver a los compañeros de clase rebobinando un casete con un lápiz para no gastar energía de las baterías del walkman en esa tarea. Creo sin temor a equivocarme que la tecnología del casete se parece a la de la bicicleta: parte del trabajo lo debe hacer el usuario, los mecanismos expuestos de fácil comprensión. Si este mundo es sensato regresaremos en algún momento a tecnologías como las del casete que nos permiten ahorrar energía con el movimiento de la mano y un simple lápiz. Y bueno, la música de Cerati se guardaba también en esas cajitas que coleccionábamos y decorábamos con mucho empeño: éramos nosotros diseñadores gráficos, inventábamos fuentes para marcarlos, escribíamos los nombres de las letras. No lo digo con nostalgia, simplemente era lo que se hacía y la verdad es que no estaba mal. Tomábamos un mayor número de decisiones sobre lo que nos rodeaba que ahora.

Salió Signos, un poco más oscuro, nos juntábamos con los amigos por las noches a buscar chicas y a oír discos. Me aprendí las letras completas. En esa actividad conocimos The Cure, Depeche Mode, The Clash y muchos otros. La música también rodaba de mano en mano en esa época, para nosotros siempre fue así. Diría que descargarla es menos interesante que intercambiarla, que convencer al otro, llamarse al rato para confirmar potencia. Aunque no niego que en la descarga hay un cierto sentido de desobediencia que es emocionante.

Llegó el Doble vida. Y el romance de nuevo con Corazón delator. Esos discos de Cerati los oíamos en los primeros equipos portátiles de cd para automóvil. Los de bastón que algún amigo nuestro traía del extranjero. Cantábamos en grupo, pasábamos de Pixies a Soda estero con mucha naturalidad. Aprendimos a reunirnos a través de la música que cantábamos.

Creo que en 1989 regresó de Europa una prima y vino cargada de la música europea que aquí era muy difícil conseguir. Trajo entre otras cosas el 101. ¿Qué más les puedo decir? Eso cambió radicalmente nuestros oídos y la sensibilidad musical. En ese momento empezó a notarse de manera drástica que no íbamos a poder más ser amigos de verdad de un montón de personas que insistían con la lacra de Poison y toda la basura que la acompañaba.

A partir del 89 empezamos a comprar discos compactos. Comprábamos en Disco Centro, después donde Carlos en San Diego. Juro que compré el primer disco de The Smiths, un cd que venía en una caja alargada, sin recomendación de nadie. Nunca me lo mostraron. Entré a la tienda de discos de La Casona en Envigado, tenía un dinero y decidí por la portada. Nunca más le atiné a algo importante de tal modo.

Canción animal lo compramos para acompañar unos partidos de fútbol que hacíamos en un morro. Lo compramos en vinilo. Creo que fue el último vinilo. Por mucho que oyéramos otra música Cerati tenía un espacio, además siempre nos pareció competitivo, renovado. Terminamos el colegio con sus discos. Y aprendimos a trasnochar diseñando y haciendo maquetas con Colores Santos y el Dynamo. Diría que este último su mejor disco, algo así como el Bossanova para Pixies. Y a través de Cerati y The Smiths continuamos haciendo amigos en la universidad. Pero la universidad multiplica las opciones y las vertientes. Acerca y aleja.

Hasta ahí Soda. Y saltamos a Amor amarillo. A través de ese disco conocí a Spinetta. Hasta eso llegó por Cerati. De nuevo de modo extraño apareció nuestra prima que ahora vivía en Europa y cuando ya nada dábamos por Cerati nos envió desde España el Bocanada, como un regalo cariñoso, un objeto para recordar cosas. Pero nada de eso: un disco casi perfecto. Seguían las letras extrañas; cuántas veces le criticaron a Cerati sus letras barrocas, incoherentes, etc. Yo no voy a decir nada de esto, supongo que lo que puede escribir un músico en una canción no necesita la claridad de una crónica, cuento o novela. No tiene porqué. Qué sentido tiene?. Por eso suena tan mal la literatura que se canta. Con la enorme excepción de Leonard Cohen, para ser justos.

El Bocanada me hace recordar viajes con amigos. Pensábamos que los argentinos que oían buena música no querían a Cerati, pero eso era falso.

Yo me quedé en Siempre es Hoy, cosa que no está mal si analizamos el título. Me quedé en este disco para no oír los nuevos, lo hice a propósito, por falta de tiempo para tantas cosas. Estando en Europa, en 2002 pensé que iba a ser difícil que Cerati publicara algo más sólido en su carrera. Siempre es hoy me llegó por correo desde Colombia. Cerati siempre fue un momento alegre para mí, buenos recuerdos, amigos intensos, vínculos importantes con la vida. Y este disco del 2002 resultó ser otro disco raro, como el Dynamo, ni un solo gran éxito, a cambio un conjunto muy uniforme de sonidos.

Gracias a Cerati y su accidente cerebro vascular he decidido desempolvar mis vinilos y volverlos a usar y quizá invitar a un trío de amiguetes que saben lo que significa unirse una noche a cantar. Pero mi hermano los guarda con llave en el cuarto útil de su apartamento, a ver si algún día se anima a sacarlos.

Miguel Mesa, 10 de junio de 2010.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.