Shari Vari

http://www.youtube.com/watch?v=xhE-0IDpkiM

1981. El primer single del Techno tiene ambiente electro. Quince días después aparecería  CLEAR de CYBOTROON (JUAN ATKINS). El nombre del show “The Scene”, anticipa lo que pasaría en Detroit a partir de este momento. Una revolución musical creada por unos chicos de avanzada, al margen del circuito de clubes disco. Nat Morris el presentador del show está tan drogado que ni siquiera acierta con el nombre del grupo A NUMBER OF NAMES. Un arpegiador monótono y sencillo, una curva de emoción plana y constante, sin dejar de ser intensa. Redobles agudos y secos que permiten trazar un mapa del baile de los party clubs de los chicos de Detroit, donde no había sillas porque si ibas tenías que bailar. Teclados inquietantes y la letra personificando al típico personaje que encarna dichas party clubs:
Some bread and cheese and fine white wine
Designer chic is a matter of time
Could this be the real thing?
Or is this just another fling?
Seen by millions nationally
L’uomo Vogue, Playgirl, G Quarterly
Because he’s down on his etiquette
Shari Vari is really it
Shari Vari, nombre tomado de una boutique de ropa de Nueva York, fué uno de los party clubs donde se reunían chicos como Sterling Jones y Paul Lesley ambos integrantes de A Number of Names. Lesley a propósito de la escena afirma que nunca se sintieron como una juventud atrapada en Detroit, al contrario, todo lo que hacían lo tomaban como experiencias mundiales (worldly experiences). Una estética híbrida que mezcla el ambiente disco con accesorios futuristas y New Wave. Con desenfado toman todo lo necesario para crear un estilo propio. Con echar un vistazo a la ropa que lleva la gente que asiste al show de Nat Morris es fácil hacerse una idea. Lo importante era lo que les ocurría a ellos y no lo que estaba lejos, en el inalcanzable país del glamour. Detroit empezaba a ser uno de los centros del mundo musical de los años ‘80. La bola de nieve empezaba a rodar.

7 Responses to “Shari Vari”


  1. 1 JC/DC enero 29, 2007 a las 10:35 pm

    smells like underground resistance..
    chida la piscina!!😉

  2. 2 federico enero 30, 2007 a las 2:37 pm

    me encantó el primer post.. pero no entendí la relación de “shari vari” con la escena local, me hubiera encantado que esa contextualización se hubiera hecho con Los Arboles, Parabellum, o algún otro grupo de culto local.. o quizá extender los tentaculos de “shari vari” hasta llegar a alguna influencia en algun proyecto local.

  3. 3 ninno enero 30, 2007 a las 6:08 pm

    Existen muchos tipos de mapas: políticos, geográficos, hidrográficos, demográficos, tecnológicos. Esto implica la utilización de diferentes paradigmas para medir un mismo terreno o una misma población en su caso. Así, un solo país puede ser al mismo tiempo una mina de oro y una prisión de esclavos, depende como se le mire.
    Por eso, “Contextualización” no es una palabra desprovista de cierto sesgo, de cierta visión; es el uso de un paradigma para realizar una medición.

    Esta claro que uno de los paradigmas para evidenciar un contexto puede ser el histórico, y va muy hacerse la pregunta: “que pasó musicalmente en medellín el mismo año en que fue lanzado ShariVari en detroit ?” “que grupos de tecno o new wave o metal o punk o hardcore lanzaban sus discos en 1982 en medellín?” la lista es ínfima, sería interesante hacer la comparación (cuales discos de pop, rock, new wave, techno, se lanzaron en colombia en la de cada de los 80´s incluso de los 90´s) pero perderíamos el punto.

    Cronológicamente: no es por ahi. En términos de Industria: lanzamientos de sencillos, discos vendidos… ehm… definitivamente no.
    Calidad? tal vez… Parabellum vs. a Number of Names… dificil de decidir… Interés de los fans? definitivamente si. Relevancia frente a la Industria Musical? completamente. La lista es grande y el punto no es elaborar estándares de medición.

    Lo real mente relevante (para entender la relación de “shari vari” con la escena local) es laidentificación de los elementos de una Escena, así, con mayúsculas. Hay ciertas constantes, ciertos rasgos particulares que se repiten y que van iniciando una “bola de nieve” como dice Nicolás.

    Shari vari fue la materialización musical (si es que eso existe) de el ambiente de una ciudad en un perídodo de tiempo liderada por un puñado de chicos inteligentes y virtuosos, que fue seguida y adoptada por otros tantos. Fue la priemra señal de que se llegaba a un concesnso sobre la manera en que las 3 o 4 discotecas locales debían sonar. Y por si fuera poco, fue una de la sprimeras producciones norteamericanas caseras e independientes que pudo sonar como las ídolos europeos (kraftwerk era el de turno). En resumen es la conquista de un sonido “local” (lástima esa palabra) basado en sonidos foráneos, que enloquecía a todos sus seguidores: Detroit sonaba a Colonia y eso era lo que todos estaban esperando!!!

    Ahora bien, retomando a Parabellum (mas que a Los Árboles en términos de “escena”) yo puedo desde el 2007 ver cierta resonancia, cierta similitud entre “Mutación por Radiación” y “Shari Vari” (jajaja es demente). Pero nos soy yo el indicado (porque no la viví, y porque se ha ido desvaneciendo) de narrar la escena del metal en Medellín y compararala con la de hoy.

    Simplemente veo que hay unos aristas potentes haciendo música electrónica (y de ahi intuyo la escogencia de “la piscina vacía” por “shari vari” y no por “she´s lost control” de Joy Division); que hay un público pendiente de lo que este puñado de músicos genere; que hay cero mediación de la “Industria”; que el sonido de estos artistas no envidia a ningun lugar del planeta.
    Yo por el momento estoy en mi habitación y me siento tranquilo frente al computador esperando el “shari vari” o el “she´s lost control” o el “mutación por radiación” o el “arround the world” de Medellín.

  4. 4 doctor alban enero 31, 2007 a las 2:29 am

    Sería más interesante hacer lo contrario. Buscar lo que no tuvo eco. En términos de escena, claro está. Por ejemplo, ese sencillo imposible de encontrar que sacó un grupo de Medellín llamado Clímax. Fué, quizás, el primer grupo dance del país. Durante años se quedaron completamente solos. Los restos del proyecto Nash, a cargo de Víctor García, emergían con la voz de Natalia Hencker. Una presentación con el grupo Italo-House, superventas Black Box, en la Macarena, en donde lo hicieron mejor. Katrine de Black Box lució desafinada (las pocas veces que no hizo playback) y Natalia arrasó con ella. En ese entonces quizás la escena dance se reducía a Dj`s que programaban “mezclas discotequeras” como se le decía a la música dance en las emisoras. Diego Mezclas y Hernán Mix son los nombres que recuerdo. Recuerdo ir a Discocentro en San Diego, a finales de los ’80, a buscar discos de The Cure y ver a un sujeto con lo que para mi en ese entonces era algo inexplicable: un tocadiscos doble. Le pregunté por lo que hacía, y me dijo que estaba mezclando. La verdad, supongo que mi caso no es particular y que a más de uno le ocurrió lo mismo: me gustó la música dance, las sesiones de Diego Mezclas o Hernán Mix, las oía y era divertido como encajaban “Let the Music Play” de Shannon, con “Batdance” de Prince. No había la noción de clásicos en estas sesiones, no aparecia la voz de Donnie Miranda o Mauricio Pérez cortando las canciones. Pochito seguro dormía. Pero la música dance debía gustarte en secreto. No era coherente oir The Cure, The Church, Jesus & Mary Chain, y al mismo tiempo a Timex Social Club o Jellybean Benitez. La música definía quién eras, mucho más que ahora. O eras Metalero, o eras New Wave, o eras poperó. A pesar de ello, las mezclas invadieron las calles, sobre todo los pasacintas de los carros, las emisoras. Las chicas que hoy tienen alrededor de 25 años crecieron con 2UNLIMITED, TECHNOTRONIC, ROZALLA, CECE PENNISTON, y aunque hoy prefieran la salsa, tienen la parte de atrás del cerebro invadida de música dance. De reojo, quienes éramos exigentes con la música y teníamos posturas casi religiosas, mírabamos pasar los coches a toda velocidad donde sonaba Wiggle It, Move This, Maximum Overdrive, y la infaltable “It`s My Life”
    Amores en Technicolor jamás fué un himno de una escena dance en Medellín. Todo el mundo sabe quienes son Hernán Mix o Diego Mezclas (hoy Serrato, para quienes no lo saben) y nadie quienes son Víctor García o Natalia Hencker, que incluso tuvo un programa de videos llamado NTV DANCE en el primer intento de Televisión por cable que hubo en el país. Sin embargo, pensar en la escena de hoy en Medellín, no puede excluir esos inicios de la música dance. No sólo fué Metal lo que se hizo en Medellín. Parabellum a la larga era bastante malo. Mucho mejores Ekrión, Astaroth, Necrofilia. Además, tenemos la conciencia tranquila de saber que acá nunca surgieron grupos como Poligamia, o Zangre Coagulada. Bueno existió Donespikinglis, que hicieron un cover de “Los Pollitos Dicen”, pero eso es mejor que hacer una canción inspirándose en Beverly Hills 90210. Aún no llega nuestro Shari Vari, pero están “Panameña”, “Androides” y “Alegría” mientras nos llega. La bola de nieve apenas es una bolsa de hielo rodando por el parque del poblado.

  5. 5 Ram febrero 1, 2007 a las 4:04 pm

    Que bien! La piscina ya no está tan vacia! Un abraço

  6. 6 m . a . febrero 18, 2007 a las 11:07 pm

    saludos! excelente iniciativa, al menos hoy dia a los que siempre quisimos ser criticos musicales, rock stars, dj’s -al mejor estilo de “high fidelity”-, gracias a estos espacios nos podemos expresar.

    ya en relacion con la entrada sobre climax, victor es primo mio y hace años no hablo con el, aparte de climax recuerdo otros experimentos que hacia con sintes pero no era dance, sino algo mas cercano a la new age (!)… yo a climax lo detestaba (tiempos de adolescencia y punkitud), ahora no se a que me sonarian… victor y natalia viven en LA, cada uno por su lado, el es musico de sesion y tiene un grupo de covers que toca en un bar y natalia trabaja como actriz de doblajes y comerciales.

    hombre si, la musica como el maximo placer…

  7. 7 Noel agosto 19, 2008 a las 10:59 pm

    Hola, acabo de toparme con este blog y me he quedado con sed de leer mas, me gustaria saber un poco mas a cerca de ese circuito que se genero en detroit como producto de lo que estos chicos iniciaron con shari vari, si es que asi fue, no se nada y estoy ansioso por leer un poco mas, ademas de querer saber algun grupo o colectivo para poder recopilar su musica.

    Un abrazo y enhorabuena.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: