Sucio Policía: Narcosis en Medellín

disco7.jpg

Hace ya varias semanas que la agrupación de punk peruana Narcosis se presentó en Medellín con el resultado que ya conocemos. Destrozos varios en pleno corazón del barrio el Poblado, el rumor de que “Esto no puede volver a pasar en el Poblado” y la estigmatización a este tipo de conciertos. Hasta ahí todo es normal en una ciudad como ésta, y más en el sector del Poblado, dónde alguna vez operó un grupo de limpieza social llamado “Poblado Libre”.
Sin embargo, y acá viene lo anormal, no para Medellín, sinó para este tipo de conciertos: hubo un muerto.
Un chico que asistió al concierto y que murió por la explosión de un artefacto explosivo. De inmediato hubo señalamientos al respecto, unos bastante absurdos, como de la época de la “caza de brujas” en los Estados Unidos, algunos aparecidos en el periódico El Colombiano, que a veces parece enclavado en los años 20 del siglo pasado, con sus editoriales cumpliendo el mismo papel que el sermón del cura en la misa de domingo. Las probabilidades de que un adolescente afecto al punk asista a un concierto con un papa explosiva son casi nulas. Sobre todo si es en un local cerrado, a no ser que fuese un suicida.
Las probabilidades de que la fuerza pública tenga un artefacto explosivo son las mismas de que tenga armas ilegales o drogas, porque parte de su trabajo es precisamente perseguir a quienes tienen ese tipo de “mercancía” e incautarla.

La piscina vacía no asistió a ese concierto, porque se enteró bastante tarde que no iba a realizarse en el Carlos Vieco, sinó en un bar en el Poblado. por eso no se ocupará personalmente de lo que concierne a la música, sinó de hacer un somero análisis de la información recogida.
Las versiones escuchadas a los asistentes, coinciden en que la Policía actuó de una manera, sinó ilegal, si bastante poco segura para con la multitud que salía del concierto. ¿Por qué había una tanqueta a la salida del concierto? ¿Acaso las tanquetas no son para cuando una manifestación se sale de las manos? En Europa y en los Estados Unidos se volvió casi una norma que se infiltren agitadores entre las manifestaciones antiglobalización para que la Policía tenga que “intervenir” golpeando a los manifestantes. Un caso similar ocurrió con una manifestación del Polo Democrático Alternativo en Bogotá, cerca de la Plaza de Toros la Santamaría. Por supuesto la difusión que se hace al respecto es tan poco imparcial como el mencionado sermón del cura. Si bien hay consenso en cuanto al desarrollo de los hechos, por parte de personas que estuvieron allí, el contraste es de opinión.
Hay quienes piensan que la reacción adolescente fué exagerada (todos coinciden en que los punks vieja guardia no tiraron ni un papel arrugado) pero hay otros, que no son pocos, que creen que en Medellín la gente no se manifiesta ante nada y que este incidente (la intimidación policial inicial) desencadenó una furia represada durante varias generaciones, casi que el gen de la rebelión que finalmente estalla. Palabras más, palabras menos, mucha gente coincide en que las consecuencias generadas por este incidente en la nuestra ciudad son, todavía, incalculables. Por supuesto hay quienes piensan que, como siempre, no va a pasar absolutamente nada.
La piscina vacía presenta una crónica de una colaboradora que si asistió al concierto de Narcosis, banda mítica de punk en español, quienes cantaban hace más de 20 años “Sucio Policía” su tema más emblemático, mientras acá en Medellín los grupos de punk, como S.I.D.A. que hacían su personal versión de la experiencia con la Policía en su canción” Vómito Verde” y de los políticos en “Mente Política” en grabaciones caseras, que sin embargo pasaban en algún programa por la emisora Radio Disco ZH.

“Tengo un amor pero a la vez un odio”…

por: Patricia Valencia

…Dijo Mauricio con cara de que sí pero no, pasándose la mano por la cabeza, con la camiseta en la otra mano, sudando y sin saber si protestar o salir feliz. Pensé que sí, que hubiera podido ser más, pero que también estábamos felices porque vimos y escuchamos a Narcosis en vivo y en directo, todavía abismados de que estuvieran en esta ciudad, después de 20 años de haber sido el grupo más aceptado dentro del punk local, pero que aun es vigente en sus letras viscerales, personales, sonido básico y desafinado, pero hermoso.

El concierto, con tres teloneros más, comenzó ese viernes casi a las 5 de la tarde, después de estar previsto para las 4 p.m., y hubiera sido un buen augurio para muchos que no podíamos llegar antes (el trabajo nos lo impide), de no ser porque el local debía entregarse a las 8 p.m.

A los que llegamos tarde nos tocó hacer una fila inusual donde tardamos 50 minutos en desplazarnos por media cuadra, entramos a las siete después de una fila angustiosa, desordenada, de nunca moverse, mientras gritábamos: “¡Hey, a hacer fila!.

Pero al fin entramos, requisa mínima (¿en que se demoraban tanto?). Pagué la entrada y ¡oh sorpresa!, era la boleta para el ingreso al teatro Carlos Vieco, lugar que estaba promocionado desde un inicio en la publicidad y donde, seguro, no hubieramos tardado tanto en entrar. Afuera quedaba gente a la espera del ingreso, con la boleta comprada, y ya los organizadores amenazaban con cerrar la puerta.

Adentro ya habían sonado Desadaptados y Lo Suziox, y aun había espacio en el local, cabía la gente. Estaba tocando I.R.A. que apaciguó el ansia de la espera. A las 7:25 p.m. llegó Narcosis, con la voz de Luis “wicho” García arrastrada, pateada, como sus letras de zozobra; con una producción básica, nada de grandes proporciones, con un sonido sin pretensiones pero que llegó al alma. Fueron solo 35 minutos de Narcosis. Las 8:00 p.m. llegaron muy pronto, prendieron las luces, apagaron el sonido, miré consternada. La gente salió sin entender mucho y sin tiempo de protestar.

Una chica que ayudó con las boletas contaba: “Nos tocó cerrar porque empezaron a tirar piedras, pero muchos no pudieron entrar y con la boleta comprada, es el concierto más desordenado que nos ha tocado hacer”.

Yo escuchaba pensando que hubiera sido necesario programar más tiempo para el concierto, o escoger otro lugar sin tantas dificultades en el ingreso y en el permiso nocturno y tener más gente para la requisa.

Y en la salida una jaula, policías antimotines parados en el andén del frente, en la calle 10 una tanqueta en una esquina arriba y abajo, sobre la avenida de El Poblado, una parca de policía. Hubo tropel, nos decían. Y todos salían maldiciendo, con la letra de la última canción de Narcosis, “sucio policía”, en la cabeza, con esa desazón, esa sensación de robo y ese silencio implacable. Hasta ahí llegué.

Luego Caro me contó: “tocó ir al parque a tomar pola. Y a la media hora empezaron con el voleo de piedra, me paré a mirar, raro ver esos pelaítos en esas en El Poblado, y claro, salieron los policías”. Las piedras de los arreglos de la calle 10 sirvieron de arma contra el CAI del parque, dándose el típico enfrentamiento piedra vs. bolillo, en una trifulca inútil. Era obvio que reprimirían rápido a los exaltados adolescentes. “Sonaron explosiones”, siguió Caro, “la gente corría hacia la avenida Las Vegas. Unos muchachos rompieron los parabrisas de carros”. ¡Rebelión exagerada! pensé.

Al otro día, con ganas de encender la hoguera con un escrito, de denunciar la organización y de insistir en la frase de cajón que es mejor la policía de prevención y no la de represión, me frenó la noticia de la muerte de uno de los chicos que salía del concierto a causa de una esquirla de un artefacto explosivo, eso lo leí en la prensa local. ¿A quien culpar? ¿A quien denunciar?, ¿mejor el silencio para no tener enemigos sin sentido? Callé.

Quedó latente la necesidad de hallar al culpable, de saber públicamente el nombre de quién tiró el artefacto explosivo; pero hay versiones encontradas, el culpable real, quien tiró el artefacto, se perdió en el ruido de las explosiones.

Los culpables somos tantos, los mismos chicos con su inusitada expresión, una fiesta inconclusa, una mala organización y una presencia policial que encendió mucho más los ánimos de los insatisfechos; y obvio, el que tiró el artefacto explosivo. Los organizadores no mataron, pero si dejaron desazón. La policía debe estar para prevenir, no para instigar. Y el público, que desde un juego sin sentido de protesta violenta se convirtió, y convirtió a otros, en carne de cañón.

Un sinsabor quedó en el aire por la incapacidad, por el engaño en un concierto, y por no saber como prevenir, donde investigar y a quien culpar.

Y quedé fue con un odio.

14 Responses to “Sucio Policía: Narcosis en Medellín”


  1. 1 PUNKERO VIEJA GUARDIA mayo 24, 2007 a las 3:27 pm

    En gran parte los disturbios empezaron no sólo por la policía, que estaba calentando el ambiente, sinó porque muchos punkeros jóvenes vinieron de Cali, Bogotá, Pereira, Armenia, etc., a ver el concierto en el Carlos Vieco, y con el cambio de locación se quedaron sin boleta. Yo también hubiera tirado botellas de pilsen si viajo y me quedo sin boleta, como hizo mucha gente cuando los dos conciertos de guns n’ roses en Bogotá se convirtieron en uno sólo y la mitad de la gente se quedó por fuera.
    destroy!!!!

  2. 2 piloto mayo 24, 2007 a las 8:46 pm

    mmmmm… que cagada mmmhhh…

  3. 3 Dj de hi ho mayo 30, 2007 a las 4:54 pm

    muy bueno todo esto, aunque falta mas datos sobre lo q paso, creo q la redacción de patricia es una crónica muy personal, q a la larga no aporta mucho para esclarecer lo q paso.
    Quizá necesitamos es una cosa mas peridistica y menos personal.
    Pero se abona q lapiscina es hasta ahora el único medio alternativo -por lo menos conocido de este lector- que le aposto a hablar de este tema, tan fundamental para la ciudad.

    saludos.

  4. 4 DJ de retarard tón mayo 30, 2007 a las 10:10 pm

    Si, una crónica muy personal. NO hay ningun lector de este blog que haya estado en el evento? algun comentario? algun seguimiento al caso de la muerte del chico? algun punkero que lea blogs de técnicas para vaciar albercas?

    Disco recomendado:
    “Residente o visitante” de Calle 13

    a ver si el tetno los deja olfatiar algo bueno en español. Afortunadamente llegó este disco para dejarnos de tonterías de Zerathys y blablazónicos. Quieren música en español? ahi está. Ahi la tienen. En el top 1 en español al lado de ZOE y Los Sorners.

  5. 5 Dj de hi ho junio 4, 2007 a las 7:47 pm

    ella cocina con salsa de tomate.
    ¿notaron que uno de los grandes invitados este año al Sonar es Calle 13?

    Eso dice algo.

  6. 6 Atomika junio 4, 2007 a las 7:48 pm

    Por primera vez en medellin pasa algo y apenas y nos enteremos.
    ¿donde hay mas información al respecto?

  7. 7 pdtc junio 5, 2007 a las 4:51 pm

    por aca tambien se esta hablando del tema.

  8. 8 pdtc junio 5, 2007 a las 4:57 pm

    y a proposito del tema : http://youtube.com/watch?v=xCLg94Ddj54

  9. 9 Punani junio 6, 2007 a las 9:38 pm

    Lei lo q salio en el colombiano…
    alguien me podria explicar como es eso “de la canica”?

    Lo q sugiere el escritor es q “el artefacto explosivo” salio de los punks, cosa q dudo mucho.

    alguien sabe mas o puede contar sobre el tema?

  10. 10 tapita junio 7, 2007 a las 11:55 pm

    Yo no fui, ni idea. “FPLS” Fuck punk, love sex. Me huelen mal las punkeras.

  11. 11 asitio tiro piedra y lo cogieron junio 12, 2007 a las 3:30 am

    yo estube no entre…muchos bajamos al parque a tomar algo y a comer si sobraba plata al rato llega una hijueputa tanqueta, procedemos a lanzar silvidos y gritos, se quedan los hijueputas tombos sedemos ala rabia y todo objeto contundente que este en el suelo sirve pa tirar…me cogienron los tombos y nos trataron como mierda pero nosotros acostumbrados a sentir sus golpes y gases de mierda.yo quiero es saver como van a aser en el altavoz personal mente no quiero ver ni un tombo en los tokes desde ese dia.

  12. 12 johana octubre 1, 2007 a las 7:41 pm

    por mi parte yo tambien hubiera hecho lo mismo por ke no me gustaria viajar desde tan lejos para ver a un artista y a la final no poder verlo porke sencillamente no viene
    esto me parece una falta de respeto hacia el publico y hacia la juventud
    Aunke debieron haber avisado ke se iban a presentar en otro lugar…….
    y los jovenes ke viajaron desde tan lejos debieron ir solo si tenian una boleta apartada o comprada pero es ke ahora la juventud esta haciendo las kosas para luego esperar y reflexionar…
    esta es mi opinion espero ke no les halla molestado vale

  13. 13 catalina noviembre 3, 2008 a las 6:48 pm

    necesito solo brujas

  14. 14 SUCIO POLICIA octubre 15, 2010 a las 9:00 pm

    mataron a simon!!!
    ¡BASTARDOS!
    ustdes lo mataron sucios cerdos de mierda!!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: