Crítica a “Third” de Portishead

 

 

portada de Third, de Portishead

portada de Third, de Portishead

 

 

 

Agradecemos la colaboración de “The Impaled Nazarene” al enviarnos este artículo hace meses, y que por razones operativas no había aparecido, por lo cuál se le pide disculpas y se le anima a seguir colaborando con su elegante pluma a las páginas de la piscina vacía. 

 

Es difícil hablar (o mejor dicho escribir) sobre un grupo que ha representado tanto para el público durante algo más de una década, y es más difícil aún cuando notas que tal vez la gente que te rodea no piensa de la misma forma que tú. Pero bueno, que se le va a hacer, enemigos tenemos muchos y otro más pues que importa. 

 

No se que piensen muchos de ustedes pero yo también esperé el disco nuevo de my bloody valentine, de rage against the machine, de elastica y de muchos otros proyectos que decidieron hacer un alto en el camino y nos dejaron en vilo esperando un disco que en muchos casos nunca llegó. Con rage against the machine esperamos casi cinco años para ver salir a la luz  “evil empire”, obra maestra de los 90, dura, desgarradora y con una hermosa producción que le daba ese sonido a garaje que aun me emociona y me hace escucharlo cada tanto. Así que con ese ejemplo, uno espera el tiempo que sea grabaciones de gente que se sabe pueden salir con música abrumadora, que te deje con la boca abierta y con esas ganas incontrolables de escuchar y escuchar hasta que el CD pida un receso. Asi pues, sin ir más lejos, esperamos casi diez años el regreso de Portishead, una ausencia de una década que nos hizo pensar muchas cosas, y como hablaba hace un rato con el director de este blog, una ausencia que nos llenó de expectativas como suele sucedernos al enfrentarnos a este tipo de situaciones.

 

Third, nombre con el que se tituló el nuevo esfuerzo de Portishead (muy original por cierto), contiene 11 tracks que aparentemente intentaban seguir el camino que muchos intuimos que seguirían si nos detenemos a escuchar el track de cierre de su segundo disco. ¿A qué me refiero? pues hablo de un sonido crudo, un poco alejado de las maquinas y con un poco de sabor a banda en vivo, a diva y a cuartetos de jazz de bar, muy de moda por estos días. Y no es que quiera decir que el sonido actual de Portishead tal vez quiera perseguir el sonido que terriblemente reencaucharon Amy Winehouse y otro par de genéricos que han aparecido en los últimos meses, es mas bien que ese es el sonido con el que los integrantes de Portishead (que ya en realidad no se cuantos son) se sentían más cómodos para salir de gira. Pero, ¿acaso era este el sonido que más les convenía, más allá de todos los aspectos técnicos? pues la verdad y para ser honesto, no creo. Yo como todo el mundo, no esperaba un tercer disco de lo mismo, ya con el “Portishead” notaba cierto agotamiento en la fórmula y se veía venir un cambio radical que seguramente dejaría a muchos fans en el camino; pero como ha pasado con muchos grupos, son estos cambios los que revitalizan y convierten buenos grupos en grandes grupos. Se que para muchos que han escuchado Third, eso fue exactamente lo que sucedió con Portishead, crearon una obra maestra que los terminó de consolidar. Sin embargo, para ser sincero, yo pienso un poco diferente. Si amigo, déjame diferir un poco de tu complacencia y de tu oído subjetivo que solo quería un disco físico más sin importar que contenía, porque al parecer Ud. y yo no hemos escuchado el mismo disco. ¿Que por qué digo esto? porque para mí, Third es una obra mediocre, carente de identidad, que pretende enseñarnos un lado crudo y austero de Portishead, pero que nos muestra claramente que de una resaca de diez años solo puede resultar una abominación como ésta. 

 

Con unas ansias irrefrenables de querer sonar a banda, de alejarse completamente de aquel sonido Dummy que los hizo tan queridos, pretendieron como lo dije anteriormente, un sonido de cuarteto y vocalista jazz que requiere muchísimo mas que 10 años para perfeccionar y pulir. Además de eso, y no contentos con ese sonido, también pretendieron dar algunas pinceladas de sonido industrial ochentero, teclados ebm y ambientes oscuros en unas cuantas canciones. ¿El resultado entonces? una combinación un tanto escabrosa y demasiado dolorosa para los oídos. Qué difíciles son en realidad esas reinvenciones y más aún si son hechas en dos tardes como pareciera ser éste el caso. Y es que como dice mi amigo Rodrigo, creador de la publicación Oídos de Gamuza, no es que el disco sea malo, es aburrido que es peor; y es que luego de escuchar esos abrebocas tan espeluznantes llamados “Silence” y  “Hunter” ya me temía lo peor, pero mis más terribles miedos se vieron reflejados en temas como “We carry on”. ¿Acaso este tema de verdad existe? ¿Acaso de verdad esta aberración llamada “We carry on” la compuso Portishead? Para ser sincero, me da mucho miedo conocer la verdad, porque ni la más mediocre banda pseudo-industrial ochentera podría componer algo tan terrible. Un tema como éste, hace que Orus suene a la música de los dioses.

 

Y claro, se que muchos vendrán a mi diciendo, cómo puedes decir esto, cómo puedes hablar así de un disco tan perfecto, cómo pretendes tapar el sol con un dedo y borrar la trayectoria de esta gente de esa forma. Pues para no amargarte más el día, en ningún momento he hablado mal de su trayectoria, de hecho la respeto mucho. Los respeto mucho como proyecto musical y se que asentaron el camino para que infinidad de bandas, entre esas mi queridísima Lamb, salieran a flote. Pero es que un disco hay que mirarlo por lo que es, cuando escuchamos algo no tenemos que pensar en el pasado, hay que escuchar el disco y ya, o si no, terminaríamos aceptando discos terribles (aunque se que Uds. lo hicieron) como el Load de Metallica, el A Momentary Lapse of Reason de Pink Floyd o sin ir muy lejos, el kid A de Radiohead. Hay que entender que no por el solo hecho de existir ya debemos aceptarlos. Por el contrario, pienso que con artistas de este calibre hay que ser implacables y no dejarnos meter los dedos en la boca, porque no creo que nadie quiera volver a escuchar un ” kiss me kiss me kiss me” de The cure o un “pop” de U2. 

 

Pues bien, como dice mi querido amigo José Plata a quien respeto mucho y a quien este disco si le llegó al alma, se trata de un disco muy humano. Yo pienso exactamente lo mismo, solo un disco tan humano puede tener tantos desaciertos juntos. Third es sólo un disco más en esa interminable lista de discos malos hechos por grandes bandas, un disco de relleno en los anaqueles de aquellos grandes fanáticos. 

 

Hace un tiempo (8 años para ser precisos), se regó la voz por todas las salas de mIRC y p2p, sobre un disco de Portishead próximo a salir. De hecho, estuvo disponible y muchos lo descargamos y caímos en dicha trampa. Para muchos, todavía se trata del disco fantasma de Portishead llamado “Alien” o “Pearl”, tu escoges el nombre, igual se trata del mismo disco. El hecho es que muchos notamos que la voz era diferente y el género también. Algunos dijeron que se trataba de un cambio radical en la banda y otros como yo, supieron desde un principio que se trataba de un timo. Portishead escribió un comunicado diciendo que esa “mierda” de disco no la habían hecho ellos, que su disco aun estaba en preproducción y que todavía se tardaría un rato más (8 años para ser precisos). Luego de mucho investigar, descubrí que se trataba del album “Empathy” de Mandalay, al que le habían cambiado la portada, el orden y algunos nombres de los tracks. Para mí, en mi humilde concepto, Empathy no es un mal disco, es simplemente un disco algo chillout con un alto nivel de caducidad, pero a mi modo de ver, mucho mejor que Third. De hecho, si yo fuera Portishead, después de descalabrarnos con tan fallido esfuerzo, no dudaría un minuto en enviar un comunicado en este momento aceptando el Alien o Pearl (como lo quieras llamar) como el verdadero tercer disco. Pero quién sabe, esos artistas reconocidos son tan obstinados que hasta estarán orgullosísimos del Third, se estarán llenando la boca diciendo a cuanto magazine, canal o website que los entreviste, que tan bueno es este disco. Dirán seguro, que se trata de su mejor disco hasta la fecha y hasta se atreverán a dudar de su sonido anterior. Quien sabe, estos artistas famosísimos son de verdad atrevidos y presuntuosos y raramente aceptan cuando hacen disparos al aire. Igual, nunca en su época el A Momentary Lapse of Reason fue visto como un disco malo. Tuvieron que pasar casi 20 años para que el mundo aceptara lo evidente. Así que bueno, el tiempo lo dirá.

 

Y para concluir, un último consejo para ti amigo productor, unos cuantos compresores y distorsiones no dan ese sonido sucio que pretenden. Ese sonido requiere años de investigación, muchos años. O ni siquiera, Guided by voices no requirió años de investigación, solo años de carencias tecnológicas. Muchos creen que lograr un sonido sencillo y crudo no debe ser tan complicado. Pues entonces, ve y pregúntale a los productores de The strokes y todas sus seguidillas, qué tan fácil es.

The Impaled Nazarene 

 

 


11 Responses to “Crítica a “Third” de Portishead”


  1. 1 lapiscinavacia octubre 21, 2008 a las 6:48 pm

    No falta a la verdad The Impaled Nazarene. La piscina tuvo la oportunidad de presenciar a Portishead en vivo hace algunos meses, en el que era su segundo concierto de la gira de su disco Third. La emoción de ver a Beth Gibbons a escasos metros, contrastaba con las canciones del disco que ya había conseguido en internet (la piscina jamás lo compró, eso ya dice algo) y que había tratado de oir, pero que vagamente recordaba porque después de unos minutos, acababa bajándole el volumen si darme cuenta, para después poner otro disco, como pretendiendo ignorar que el disco no había podido ser disfrutado. Habrá que oírlo más veces para encontrarle el aroma, pensaba la piscina en ese entonces. Sin embargo, llegó el día del concierto, meses después de comprar la entrada, y al enfrentarse la piscina a Portishead y su nuevo formato banda, vinieron cascadas de ansiedad, esperando algún tema del Dummy, o del homónimo Portishead (a la piscina le parece tan bueno como el Dummy) y gritar suplicando a Beth Gibbons que tocaran Western Eyes. Y claro, momentos increíbles vinieron al sonar Mysterons, Glory Box, y Roads, que fué el clímax del concierto. Algunos videos cortados, y pocas imágenes quedaron en el recuerdo de la piscina, pero entre ellas, nada tuvo que ver con Third. Third, es un disco intrascendente, del que pocos se acuerdan ahora, y que nadie se acordará en unos años.

  2. 2 Mancho octubre 21, 2008 a las 7:17 pm

    Pues primero lo primero. Excelente critica. De esas que disfrutas al leer, bien redactada, informativa y hasta divertidad.
    Lo segundo. Como bien dice The Impaled Nazarene, yo a Portishead los notaba desgastados aun cuando el Dummy. Me parecia que no querian ni podian ofrecer mayores novedades en su música. El Third, por supuesto, me parece un disco corriente el cual nunca he podido terminar de escuchar.

  3. 3 Casas noviembre 5, 2008 a las 2:14 pm

    En mi humilde opinión, el disco tiene cosas destacables, sin causar la impresión que todos esperábamos. Por otra parte, me llamó la atención que se mencionara el Kid A de Radiohead (que por cierto está con minúsculas… yo qué sé) en este contexto, porque a mi juicio este disco es excelente, y la temática que aborda muy interesante y elaborada.

    No sé, lastimosamente muchas bandas nos hacen respirar hondo de la ansiedad y nos dejan un poco desanimados a la hora de la verdad (caso de Tool con su 10.000 days, por poner un ejemplo) pero respeto la opinión de quien escribió la crítica. En una cosa sí estamos de acuerdo: algunos artistas deberían irse ya a descansar.

  4. 4 critico noviembre 6, 2008 a las 3:23 pm

    De acuerdo con Casas, creo que Portishead realizó un muy buen disco, tal vez no el mejor de su carrera, tal vez no el mejor del año, pero sigue siendo un muy buen disco, depronto la expectativa del Nazareno estaba muy por los cielos y esperaba que bajara un albúm del Olimpo, pero no, Portishead sacó este disco desde profundidades oscuras, obviamnete ya no quieren hacer un sonido que a los 8 días este copiado por todo el mundo como sucedió con los discos anteriores y lo cual me parece que debe de ser una carga pesada para cualquier artista, ellos mas bien se concentraron en algo más visceral, mas crudo. Resulta casi un disparate comparar este disco con el de Mandalay, una copia de la copia que ya ha sido copiada mil veces. Una cosa si deja claro Third, a Portishead, como a todo buen artista le interesa más su integridad artística y su honestidad que satisfacer a pequeños lobos ambrientos de clichés. Tal vez en 20 años el Nazareno pueda entender obras magníficas como el Kid A.

  5. 5 diego noviembre 8, 2008 a las 5:49 am

    El disco de Beth Gibbons y Rustin Man es uno de los mejores albums que he escuchado. La música, ese sonido sucio y cargado de emociones del que habla el nazareno; se nota que es un album hecho con la vida entera de una artista consagrada como es Beth Gibbons. Y pues todo cambia, hay veces es díficil predecir hacia donde va un sonido que fue tan innovador en su momento, estoy hablando del trip-hop. Solo cuando llegan albums como el de Gibbons se puede hablar de innovación y albums eternos sin ataduras sociales, políticas o incluso personales.

  6. 6 somebody diciembre 9, 2008 a las 4:19 am

    Desacuerdo total. No soy fan de Portishead ni mucho menos, claro que los he escuchado con detenimiento y gozo (más terriblemente no he comprado ningún disco anterior), pero “3” (el cuál si compré al no ver nada más interesante en los anaqueles) me ha dejado creyendo aun en la música. No me sé siquiera los nombres de los integrantes, serán 3 o 4, i dont care, tardaron 8 años o lo que sea… no puede ser que no aprecien el sonido que les ha regalado en este disco Portishead… es experimental, progresivo, oscuro, hermoso, espeluznante, presumido, arrogante, diferente a la basura que encuentras en casi todos los anaqueles de música (si “música” le pueden llaman ahora al 90% de lo comercializado, que error, yo le llamó mierda de diferente color, con el respeto que los puristas puedan merecer).

    Sin conocer a los aquí presentes, y de nuevo con todo respeto que te mereces The Impaled Nazarene, criticar de pasada a kid A y Momentary lapse of reason, inclusive POP de U2, estamos obviamente ante un enemigo de la sorpresa, ante el mismo monumento a la conformidad y añoranza de los tiempos que ya han pasado, de la revolución cubana, de la selecciones de fútbol sin naturalizados, de la canción favorita de aquél ya más que super clásico disco…

    Un artista propone, invita, cuestiona, te empuja a esa delgada línea, te desafía, te quiere mostrar algo distinto, te da un golpe bajo, crudo, para ver tu reacción, tu capacidad de adaptación y apreciación artística… para que quieren más dummys? mas roads? (y miren que la amo), glory box”es”?, etc… cuál es el sentido de seguir un “sonido Bristol”? cual es el sentido de hacer más “ok computer-s”? para eso están los demás, los de siempre, los ordinarios, los otros, los de mañana, los emos, los metaleros, los punks, cuanto ha progresado el punk desde los años 70???? nada, es triste ver morir géneros y grupos que no se superan a sí mismos, que se vuelven clichés de su propia estructura, que siguen una línea segura y monótona, ejemplos hay miles y no dejarán de existir, no por su culpa, sino por nosotros, como dijo mi estimado “The Impaled Nazarene” debemos de exigirle de acuerdo a la talla de esos grupos, debemos esperar cosas que nadie más que esos contados “raritos” musicales pueden hacer…

    Los invito a conocer su paciencia, escuchar ese disco 3 veces, no seguidas, pero sí cada vez de principio a fin, abrázenlo, cierren los ojos, escuchenlo crecer dentro de su cabeza… les recomiendo si manejan durante horas ponerlo en su carro (y no es porque hoy lo escuche por tercera vez de principio a fin a las 5:30am en la solitaria y llena de neblina carretera Monterrey-Reynosa y sentí que algo en mi estaba finalmente amaneciendo después de algunos meses de angustiante sequía)
    Muchas Gracias Third, aun tengo fé en la música.
    Saludos!

  7. 7 egoista abril 22, 2009 a las 10:11 pm

    Primero , gracias a somebody por liberarame de tanta ira que me produjeron las malas criticas a ete maravilloso disco , creo que en gustos se rompen generos (otro cliche), a pesar de lo dicho y es cierto , podemos clasificar al publico en dos grandes grupos aquellos que creen que el mundo no esta mas alla de sus narices y aquellos que valientes buscan otras realidades , me en canta lo que hicieron en third y siempre aplaudire y dare las gracias a personas gente maravillosa que no le importa que nos muestran otros caminos otra perspectiva.

  8. 8 elsino septiembre 3, 2011 a las 6:05 pm

    Exactamentemo se que que cosa escucha la gente que critica solo por criticar.Third es un dizco exquisito para escuchar de principio a fin,solo qu elos “criticos” quieren o viven esperando obras geniales sin siquiera saber o sentir un beat en su cabeza.la musica es un exelente transmisor d eemociones y third cumple con eso que te deja las ganas de escuchar y escucharlo cuantas veces sea nesesario sentir,dolorte,amarte, llorarte y ademas puede alguien tener los huevos para criticar kid A? jajja ya me imagino qu emierda escucha,pero en fin gracias a dios yo no soy critico y festejo que aun haya gente q se cague al escuchar discasos como third!!!

    De la critica a momentary lapse of reason bueno,que casi tiene hablar con alguien que no sabe hablar??

  9. 9 ex92 enero 12, 2012 a las 9:17 pm

    Bueno, no conosco mucho a Portishead, solo con decir, que lo vi en una promo de Lost, con la canción Numb, y me gustó bastante… luego empecé a buscar canciones por Spotify, y creo que es uno de mis grupos favoritos a dia de hoy, en menos de dos dias…El último album Third, creo que es una obra maestra, tiene sentimientos indescriptibles y canciones enfermizas, que vas a dormirte y la tienes en la cabeza, te lavas los dientes y aun te suena, yo creo que es la fórmula que tienen para ser únicos y lo consiguen en cada trabajo, innovar a partir de la música experimental. Mis canciones favoritas todas, menos Deep Water y Hunter.

  10. 10 R. julio 26, 2012 a las 10:58 pm

    jajajaja, vaya… no tuvo mucho éxito la crítica de este señor Nazarene o como se llame. Con los años este disco se ha impuesto como un disco para muy pocos, pero un gran disco.

    Hay grandes verdades dichas en los comentarios.

    Portishead es un grupo de poetas, y los poetas no entienden de modas, estilos o clichés, tampoco entienden de repetir la misma fórmula una y otra vez, para eso ya está el pop o como se llame… Los poetas entienden de sentimientos, del alma…

  11. 11 gaciel hernandez marzo 16, 2013 a las 10:17 pm

    La neta la critica de esta persona es mas personal, este cabrón simplemente odia el disco; si siquiera critico en si las canciones ;”we carry on” es brillante quien diga lo contrario o esta sordo o se quiere hacer el sordo estas mal pensando en que”third” sea malo a lo contrario es: sublime me he dormido con el, que noches tan placenteras paso a su lado, mención aparte mencionar a “kid a” en la forma en que lo hiciste no tiene madre; ahora solamente con the rip o deep water te callo la boca, bueno el disco es de los mejores de su decada y punto…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: